lunes, 8 de noviembre de 2010

pequeña


Volver a esa niñez, en la que lo mas importante era llegar a casa y jugar a las muñecas, ir al colegio deseando que llegara la hora del recreo para jugar al pilla pilla con tus amigos. Esa niñez en la que el mayor de nuestros problemas era llegar a casa y que mamá no te hubiera hecho macarrones para comer. Reir a todas horas, jugar, bailar, y hacer lo que quisieramos. Pero por desgracia la niñez es solo una etapa en nuestra vida, y como todas, se termina. Pero yo creo que todos debemos de guardarnos parte de esa niñez en nuestro interior, para que así, cuando tengamos un problema, podamos ponerle la misma cara que cuando eramos pequeños, enrabietarte y en un ultimo esfuerzo por hacer que todo cambiara llorar, y al final terminar abrazado a tu madre. Así quizas, podamos conservar parte de esa magia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario